Acerca

Nací y me crié en Salta, la linda, donde tuve una infancia feliz, tranquila y aburrida. Terminado el secundario me fui a estudiar a Buenos Aires. Logré dar todos los finales de Economía, pero mi espíritu libre se negó a presentar la tesina. Trabajé varios años en Mercadolibre, una experiencia muy interesante y positiva, pero al final dejé la empresa y también la gran ciudad para hacerme escritor. Después de once años volví a Salta, la linda, donde encontré que todo estaba tranquilo y siguiendo la tradición. Mi espíritu inquieto decidió levantar vuelo al poco tiempo por lo que tomé un colectivo con destino a Córdoba. La estudiantil me recibió de buen humor y rápidamente logré la aspiración de todo escribiente: un trabajo estatal razonablemente bien pago y, lo verdaderamente importante, la tarde libre para leer y escribir.

Mi derrotero literario viene bien encaminado: soy desconocido, pero todavía no siento impulsos suicidas. Luego de varios blogs buscando mi voz, hallé mi estilo y ahora tengo un libro camino a publicarse y varios proyectos en carpeta. Soy un poeta contemporáneo, lo que se define como un pesimista con tiempo libre y poca habilidad para la narración que escribe lo que a nadie le interesa y lo denomina verso (pero sin rima.) Aunque soy negativo, me considero más bien un optimista frustrado. Interesado en la nueva era que la tecnología está abriendo en el mundo, pero preocupado y decepcionado por la realidad nacional que parece estar mirando a otro lado (al pasado aunque sueñe extraño.) Entender las peculiaridades de nuestra cultura es el foco de mi atención. Su impacto en mis sensibles sentimientos lo canalizo en la sátira y el cinismo, mientras mantengo la esperanza de no morir completamente ignorado.